jueves, 24 de octubre de 2013

DISFEMISMOS: EL COLMO DE LA ESTUPIDEZ (II)

               



En un post anterior, El colmo de la estupidez, recogía más de doscientas cincuenta palabras que sirven para llamar “tonto” en español.

También utilizamos como disfemismos unas cuantas frases hechas que abundan en la idea de "tonto", como si la palabra por sí misma o sus seudónimos no resultaran lo suficientemente rotundos para descalificar. 





Aquí van algunas de ellas:

Hay varias expresiones   relacionadas con la cabeza o mente: 

Tener cabeza de alcornoque, tener cabeza  de chorlito. En el lenguaje juvenil se oyen con frecuencia expresiones como

Tener cerebro de mosquito.  Tener encefalograma plano. Tener diarrea mental.

Otras expresiones intensifican la estupidez con el adjetivo tonto u otros adjetivos seguidos de un complemento

Tonto de las narices, tonto de los cojones,  tonto de remate, tonto del bote, tonto del carajo, tonto del haba, tonto la polla. Ser un ignorante de mierda. Ser un pedazo de imbécil. Esta última expresión es curiosa, porque “pedazo” no límita la cantidad de estupidez, sino que la intensifica. En la lengua juvenil aparecen  expresiones como: Ser más tonto que las piedras. Ser un chorra. 




Si decimos que a alguien le falta un hervor o le faltan dos veranos, estamos hablando también de la necedad de esa persona.

Existen también expresiones formadas por una comparación de superioridad:

Ser más corto que las mangas de un chaleco.  Como el chaleco no tiene mangas más corto no se puede ser. A veces se usa en el sentido de tímido.

Ser más tonto que la mierda de pavo. Hay que tener en cuenta que pavo, pavisoso… son sinónimos de tonto.

Y algunas expresiones parece que tienen que ver con personajes legendarios que pudieron existir:

Ser más tonto que Abundio. El tal Abundio pudo ser un personaje histórico, aunque la frase se explica con diversos “Abundios” que van desde un santo hasta un capitán del ejército. A veces a la expresión original se hacen añadidos como: Eres más tonto que Abundio que echó una carrera y quedó el segundo, o que se fue a vendimiar y se llevó uvas de postre, u otras más modernas como vendió el coche para comprar la gasolina

Ser el tonto del bote. Parece que alude a un personaje que vivía en Madrid en el siglo XIX que ejercía la mendicidad pidiendo  limosna con un bote.

Ser tonto de capirote. Expresión que se usa para definir a alguien muy necio. El capirote es el gorro  puntiagudo que se ponen los nazarenos. Ese gorro es el que ponían a los condenados por la Inquisición en las procesiones de Cuaresma.

Ser tan tonto como Perico los palotes. Los nombres de Juan y Pedro se usan mucho en las frases proverbiales para cuando nos queremos referir a alguien de nombre ignorado. La expresión  podría referirse a un retrasado que tocaba un tambor, (esta es la teoría de   Covarrubias), o a otro que no aprendía a escribir y solo sabía hacer palotes.

Parecer el bobo de Coria. Expresión con que se califica a las personas simples. Velázquez pintó un cuadro, que está en el Museo del Prado, conocido como El bobo de Coria (población de la provincia de Cáceres), en que aparece un enano bizco, que era natural de esa población. En realidad, este no era el título original de ese cuadro en que aparece don Juan de Calabazas, conocido como bufón Calabacillas, que fue bufón de la corte de 1632 a 1639. A pesar de sus defectos físicos, parece que era una persona graciosa e ingeniosa.

Ser un Juan Lanas. Ser un tonto al que es fácil engañar.  Persona que soporta  todo tipo de afrentas o de bromas.

Decir verdades de Perogrullo. Otra frase en que aparece como genérico el nombre de Pero (Pedro). Se dice de cosas tan sabidas y evidentes que decirlas supone una estupidez. Se supone que Pero Grullo fue un personaje que vivió a finales del s. XV, de origen asturiano, según el autor de  “La pícara Justina”. El diccionario de María Moliner define así a Perogrullo: “Personaje supuesto al que se atribuyen humorísticamente las sentencias o afirmaciones de contenido tan sabido y natural que es una tontería decirlas”.

Hacerse el longui(s). Se dice del que pretende parecer  tonto o distraído para desentenderse de algo. Longuis es un vocablo que procede de la germanía de los ss. XVI y XVII y se aplicaba a quien simulaba estar distraído.

Hacerse el soca. Hacerse el tonto.

Tener menos luces que un cayuco o que un barco vikingo. Esta expresión es propia del lenguaje juvenil.

No saber hacer la o con un canuto. Ser muy zote.

No saber ni papa, ni torta, ni jota. Indican que uno es ignorante total en una materia determinada.

Estar empanao. Parecer un papanatas. También es expresión propia de la lengua juvenil.

En algunas  expresiones, como las siguientes, aparecen animales:

Papar moscas. Estar embobado.

Hablar por boca de ganso. Persona de cortos alcances que repite al pie de la letra lo que otra persona ha dicho.

Habló el buey y dijo mu. Se aplica a la persona necia que habitualmente está callada y que cuando habla dice alguna necedad. 

Es difícil que otros idiomas presenten la misma creatividad que el castellano. ¿Es que nos consideramos inteligentes y por eso nos molesta tanto la estupidez? ¿O es que abunda entre nosotros  y por eso tenemos calificativos con tantos matices? Seguimos buscando respuesta.



Nota: Agradezco a mis alumnos de Bachillerato de Santo Domingo Savio las aportaciones propias del lenguaje juvenil, que yo desconocía.

martes, 24 de septiembre de 2013

VI OMAFOLK

 10 DE AGOSTO DE 2013,  EN PALADÍN (Omaña-León)

Algunas imágenes del VI Omafolk, festival de pandereta y música tradicional, que se realiza en un entorno privilegiado, en contacto con la naturaleza, en  una comarca, Omaña, que es, desde 2005, RESERVA MUNDIAL DE LA BIOSFERA

Dicho festival es organizado cada año por el INSTITUTO DE ESTUDIOS OMAÑESES, asociación cultural que trabaja por conservar y dar a conocer los valores culturales y ecológicos de la comarca y por llevar a Omaña la música tradicional de otras regiones. Se realiza cada año en uno de los pueblos de los cuatro ayuntamientos que componen la comarca. Este año 2013 correspondía al Ayuntamiento de Valdesamario y se celebró en Paladín, el día 10 de agosto.

Participó una panderetera popular de La Garandilla, Rosa la de la  Callica, que acompañó cantos populares con el toque de pandereta típico de Omaña. El plato fuerte fue la actuación de Eliseo Parra, uno de los grandes de la música tradicional.

 En el transcurso del citado festival se entregó el galardón de Omañés/a del Año, que en este 2013, recayó en mi persona, Margarita Álvarez Rodríguez, por mis trabajos lingüísticos y mis publicaciones sobre el habla de Omaña.

Incluyo aquí algunos breves vídeos sobre el VI Omafolk.

Rosa, la panderetera de la "Callica". Una actuación espontánea de lujo.

Vídeo de Rosa

Eliseo Parra. "La Molinera"

Vídeo de La Molinera Eliseo Parra

Eliseo Parra. "Las Panaderas"

Vídeo de Las Panaderas Eliseo Parra

Y también el vídeo en que presenté mi publicación en el marco de los actos conmemorativos de los MIL CIEN AÑOS DEL REINO DE LEÓN

Vídeo El Habla Tradicional de la Omaña baja


martes, 17 de septiembre de 2013

DISFEMISMOS: EL COLMO DE LA ESTUPIDEZ (I)

                                  

       Tontos de la A a la Z


Seguramente los insultos nacieron a la par que las lenguas.

El español, que es una lengua muy creativa y expresiva, es pródigo en palabras que sirven para insultar o infravalorar a alguien.  Es una lengua que está poblada de insultos. Son los llamados disfemismos, expresión que la RAE define así: 

Modo de decir que consiste en nombrar una realidad con una expresión peyorativa o con intención de rebajarla de categoría, en oposición a eufemismo


Solo con fijarnos en la cantidad de palabras que utilizamos en nuestro idioma como sinónimos de tonto, ya tendríamos una buena muestra de esa creatividad. 


Se citan a continuación más doscientos cincuenta sinónimos que he recogido de un intenso rastreo de varios diccionarios, en especial, del Diccionario de la  Lengua Española  de la Real Academia (DLE) y del Diccionario de Uso del Español (DUE) de María Moliner, y también de la atenta escucha de la lengua coloquial. Seguramente la lista  no sea exhaustiva y se pueda seguir ampliando, especialmente con americanismos.
  
Se incluye la definición de los términos, aun cuando muchos de ellos sean archiconocidos, para marcar el matiz diferenciador entre las distintas formas de estupidez: bobo, torpe, ignorante, papanatas, palurdo, pusilánime, crédulo… 

Aquellos términos que son específicos del lenguaje juvenil aparecen indicadas con las siglas LJ. Y también se indica si no aparecen en  el DLE.




Aquí van los calificativos para la falta de inteligencia y   la estupidez: 


Ababol. Persona abobada o distraída.
Ablandabrevas. Pusilánime.
Abobado, da. Que parece bobo.
Abombado, da. Escaso de razón o de entendimiento.  
Abrazafarolas. Simple. (LJ).
Abubo. Tonto (LJ). No en DLE
Acimpámpano. Bobo (LJ). No en DLE.
Adoba(d)o, da. Atontado. No en DLE con esta acepción.
Adoquín. Persona ignorante, de cabeza dura como el adoquín. 
Adufe. Necio.
Agilipollado, da. Coloquial, no en DLE.
Alcornoque. Persona ignorante y zafia.
Alelado, da. De lelo y alelar.
Amorfo, fa. Que carece de personalidad.
Analfabestia. Analfabeto y bruto.
Analfabeto, ta.  Ignorante, sin cultura. Que no sabe leer ni escribir.
Animal. Persona ignorante y grosera. Animal de bellotas. Lerdo. A veces, también significa cerdo.
Anormal. Con desarrollo intelectual inferior al normal.
Arracacho, cha. Torpe, simple. 
Apamplado, da. Atontado, da.
Apijotado, da. Abobado. LJ. 
Apocado, da. Persona que poco espíritu que parece tonta.
Atocinado, da. Zoquete. No en DLE con este significado.
Asno. Persona ruda y de poco entendimiento.
Atropellaplatos. Inhábil. Criada torpe.
Atontado, da; atontolinado, da (DLE: atontolinar).
Atún.  Ignorante y rudo.
Autómata. Persona estúpida que se deja dirigir por otra.
Babanco. Bobo.
Babilón, na. Torpe, bobo (desusado).
Baboso. Palabra, aplicada a hombres, que se usa más con  connotaciones sexuales.
Badajo, badajuelo. Persona habladora y necia.
Badea. Persona insulsa.
Badulaque. Necio.
Bambarria. Persona tonta y boba.
Barbeta. Tonto ( LJ).
Barbitonto, ta. Que tiene cara de tonto.
Bato. Tonto y rústico.
Batueco. Tonto, despistado. No en DLE con esta acepción.
Bausán, na. Bobo, simple y necio.
Beocio. Ignorante.
Berzotas, berzas. Torpe, simple.
Besugo. Torpe y necio.
Blanco. Bobo, necio.
Bobalías. Muy bobo.
Bobalicón, na. Aumentativo de bobo.
Bobarrón, na. Aumentativo de bobo. No  en DLE.
Bobatel. Bobo.
Bobo, ba. Falto de razón.
Bodoque. Persona de cortos alcances.
Bolo. Hombre ignorante y poco hábil.
Bolonio. Necio, ignorante.
Boludo, da. Americanismo, cuyo uso se está extendiendo en España.
Bombo. Necio.
Borrego. Hombre sencillo e ignorante.
Borrico, ca. Persona ignorante y ruda.
Boto. Torpe de ingenio.
Bozal. Necio e idiota.
Bruto, ta. Persona necia e incapaz.
Cabestro. Persona de poca inteligencia.
Cabeza bolo.  Tonto (LJ).
Calabaza. Persona muy ignorante.
Camueso. Hombre muy necio.
Cancano, na. Persona tonta y simple.
Cantimpla. Tonto. (LJ). Usado también en Argentina.
Caraculo, carapijo. Que tiene cara de tonto y de borde.
Cateto, ta. Persona palurda.
Cazurro, rra. Tonto. También significa persona de pocas palabras. 
Cebollino, cebollo, cebolludo. Persona torpe e ignorante.
Celestial. Bobo e inepto.
Cenutrio. Lerdo y zoquete.
Ceporro. Torpe e ignorante.
Cernícalo. Ignorante y rudo.
Cerrado, da. Torpe de entendimiento.
Chirrichote. Necio y presumido.
Chocho, cha. Persona que actúa como lela por el amor apasionado a alguien.
Chorizo. Tonto, bobo.
Chorra. Hombre tonto y estúpido.
Cipote. Hombre torpe.
Ciruelo. Hombre necio e incapaz.
Clon. Payaso. Persona que no sabe pensar por sí misma. No en DRAE con esta acepción.
Cocoliso. Persona que tiene vacía la cabeza. No en DLE con esta acepción.
Cojudo, da. Tonto, bobo (americanismo).
Corto, ta. De escaso talento.
Cretino, na. Procedente del francés chrétien, cristiano, y hace referencia a los cristianos de la región de Saboya que padecieron una enfermedad de la tiroides, llamada luego cretinismo.
Cuadrúpedo. Persona muy ignorante, que actúa como un animal, No figura en DRAE esta acepción.
Descerebrado, da. De escasa inteligencia. Poco sensato.
Desequilibrado, da. Falto de cordura.
Eleto, ta. Pasmado.
Empana(d)o, da. Que tiene las ideas muy confusas. El DLE recoge "empanada mental", pero no el adjetivo, de uso muy frecuente en el lenguaje juvenil (LJ).
Estólido, da. Falto de razón.
Estulto, ta. Necio.
Estúpido, da. Falto de inteligencia.
Falto, ta. Apocado. 
Faltoso, sa. Falto de juicio. 
Fantoche. Necio presumido.
Fatuo, tua. (Fato, en leonés). Falto de entendimiento. Lleno de presunción.
Fuñique. Torpe.
Torpe. Tardo en comprender.
Garrulo. Zafio.
Gaznápiro, ra. Palurdo, simplón.
Gilí. Giliflautas (no en DRAE). Gilipichas (no en DLE). Gilipollas.  Gilipuertas (no en DLE). Gilitonto (no en DLE). Lelo.
Grullo. Paleto.
Gurdo, da. Simple e insensato.
Gurriato. Persona un poco boba y fácil de engañar. Cría de gorrión o de cerdo.
Gurripato. Persona pazguata.
Idiota. Persona que padece una profunda deficiencia de las facultades mentales. Tonto.
Ignorante. El que no sabe algo.
Iluso, sa. Engañado, soñador.
Imbécil. Alelado.
Incapaz. Necio.
Inepto, ta.  Necio e incapaz
Inocente. Inocentón. Cándido, fácil de engañar.
Insensato, ta. Tonto, fatuo.
Insulso, sa. Falto de gracia y viveza.
Insustancial. De poca sustancia.
Jumento. Asno, borrico.
Lelo, la. Pasmado.
Leño. Zoquete, tarugo, persona de poco talento.
Lerdo, da. Tardo y torpe en comprender.
Lila, lilanga. Bobo. No en DLE con esta acepción.
Limitado, da. Persona de cortos alcances.
Lipendi. Tonto, bobo.
Lirio. Persona poco valorada por simple, en relación con el pez poco apreciado del mismo nombre. No en DLE con esta acepción.
Longui, longuis. Persona que se hace la tonta o distraída.
Madero. Persona necia, torpe e insensible.
Majadero, ra. Necio y porfiado.
Mamacallos. Pusilánime.
Mameluco. Hombre necio y bobo.
Mangurrián. De pocas luces (LJ).
Manta. (LJ). Torpe en comprender.
Marmolillo. Torpe, poco inteligente.
Mastuerzo. Majadero.
Maxmordón. Pasmado.
Meliloto. Abobado e ignorante.
Melón. Necio.
Membrillo. No en DLE con este significado.
Memo, ma. Mentecato.
Mendrugo. Zoquete.
Menguado, da. Tonto, falto de juicio.
Mentecato, ta. Falto de juicio.
Merluzo. Hombre bobo y tonto.
Modorro, rra. Ignorante, que no distingue las cosas.
Molondro. Torpe y perezoso.
Mongol, la. Muy necio. No en DLE con esta acepción.
Mongui. Bobo. (LJ).
Monote. Persona que parece no ver, oír ni entender.
Moscatel. Pazguato. Su uso es frecuente en el LJ.
Mostrenco. Tonto, torpe.
Mudo. Tonto.
Muérgano. Grosero.
Naranjo. Rudo, ignorante.
Necio, cia. Falto de razón. Porfiado.
Ñoño, ña. Apocado y de poco ingenio.
Obtuso, sa. Tardo en comprender.
Oligofrénico, ca. Persona que padece de oligofrenia. En la lengua coloquial se utiliza, de forma impropia e irrespetuosa para con las personas que padecen esta deficiencia mental, para calificar la estupidez.
Osobuco. Borrego (LJ). No en DLE con esta acepción.
Pagafantas. Simple, panoli.  (LJ).
Palurdo, da. Tosco, grosero.
Panarra. Simple.
Pandero. Persona necia.
Pánfilo, la. Bobalicón.
Panarra. Tonto, simple.
Panoli. Simple y sin voluntad.
Papahuevos, papamoscas. Papanatas.
Papanatas. Simple y crédulo.
Páparo. Aldeano simple e ignorante. Papanatas.
Paparote, papirote. De corto ingenio. Aumentativo de páparo. 
Papatoste. Papanatas.
Paquete. Torpe.
Pardillo, lla. Aldeano, palurdo, incauto.
Pasmado, da. Alelado.
Pasmarote. Persona que se emboba ante cualquier cosa.
Pavo. Pavisoso, sa. Pavitonto, ta. Incauto.
Pazguato, ta.  Simple, pasmado.
Peal. Persona torpe e inútil.
Pelagallos. Pelagatos. Persona mediocre en conocimientos y en posición social.
Pendejo. Tonto y estúpido.
Percebe. Torpe e ignorante.
Pipiolo, la.  Poco diestro, inexperto.
Porro. Torpe, ruda y necia. Muy usada en LJ.
Pingüino. Pájaro bobo. Persona boba.
Porro. Torpe, rudo, necio.
Poste. Lerdo.
Primavera. Primo. Persona fácil de engañar.
Puto. Necio.
Retrasado, da (mental). Persona que no tiene un desarrollo mental corriente.
Rocín. Ignorante y maleducado.
Rudo, da. Que tiene gran dificultad para aprender lo que estudia.
Salame. Persona de poco entendimiento.
Sandio, dia. Necio.
Sancirole. Sansirolé.  Papanatas.
Simple. Simplón, na. Mentecato, abobado.
Sonso, sa. Insulso.
Soplagaitas. Soplapichas (no en DLE). Soplapollas. Soplaguindas. Estúpido que fastidia a los demás.
Sosaina. Sosera. Insulso.
Subnormal. Que tiene una capacidad intelectual inferior a  la normal. 
Tarado, da. Tonto, alocado.
Tardo, da. Torpe, lento.
Tarugo. Persona de poco entendimiento.
Tiracantos, echacantos. Persona simple, poco valorada socialmente.
Tocho, cha. Tosco, inculto.
Tocineras. Bobo. No en DLE.
Toli. Tolili (LJ). Simple. No en DLE.
Tolete. Torpe para comprender. Americanismo, en España se usa en LJ). 
Tolondro-dra. Tolondrón-na. Desatinado.
Tontaco, ca. Tontaina. TonteraTontiloco, ca (tonto alocado). Tontivano, na (tonto vanidoso). Tonto, ta. Tontolhaba. Tontolcarajo. Tontolhigo.  Tontolinato, Tontolpijo. Tontorrón, na.  Tontucio, cia. (medio tonto). Tontuelo, la (que parece tonto). La mayoría de estas  formas son coloquiales o vulgares y no figuran en DLE.
Torgado, da. Torpe. 
Torpe. Torpón, na. Trompo. Tupido, da. Muy torpe.  
Turulato, ta. Tuturuto, ta. Alelado, estupefacto.
Zamacuco, ca. Torpe y bruto.
Zamarro.  Tosco y lerdo.
Zampatortas. Incapaz y  maleducado.
Zolochocha. Simple.
Zompo, pa. Torpe.
Zonzo, za. Simple.
Zopenco, ca. Tonto y bruto.
Zoquete. Zote. Tardo en comprender.
Zorrocloco. Hombre lento que parece bobo, pero que busca su beneficio.
Zurrapa. Tonto. Persona vil.
Zurumbático, ca. Lelo.

Lista de palabras seguramente incompleta, pues hay personas que utilizan términos de uso muy restringido y, además, habría que completarla con americanismos y con expresiones de tipo metafórico que también son muy usuales en español. 



Algunos americanismos, la mayoría recogidos en el DLE, con los distintos significados de tonto (necio, ignorante, pasmado...), son: 


Agilado-da, apajuilado-da (DLE)  asnúpido-da, bachilín, boludo-da (DLE), cabeceburro,  camote (DLE), cantimpla (DLE), cocoliso, cojudo (DLE), dundo (DLE),  falluco, faltito,  fanega, frilo, guacernaco-ca, guanaco (DLE), huelepega, huelestaca, jilote, jorjón, lele, lentejo, lerendo, majiriulo, mangungo, menso (DLE), múcura (DRAE), otario (DLE), pajuilado-da, paparulo-la (DLE), paspado, pavísimo, pendejón, pensador, salami (DLE), salamín, samarugo (DLE), samuro, sasane, soca, soroco, suato (DLE), talegón, tolongo, tunteco (DLE), turuleco (DRAE), turulato (DRAE), virote, yegua (DLE), zanguango (DLE), zonzoreco (DLE), zope, zorenco (DLE), zorimbo (DLE), zurumato. 


Otros aspectos relacionados con los disfemismos han sido tratados en otros artículos:


El colmo de la estupidez II


DISFEMISMOS BASADOS EN NOMBRES DE ANIMALES I

DISFEMISMOS BASADOS EN NOMBRES DE ANIMALES II








sábado, 31 de agosto de 2013

OMAÑESA 2013

                           
                                            ¡GRACIAS!            
                        
        Palabras pronunciadas por Margarita Álvarez Rodríguez en el acto de entrega del galardón "Omañesa 2013", concedido por el Instituto de Estudios Omañeses,

                                                             

"como reconocimiento a su labor investigadora y de estudio, y por sus publicaciones sobre la lengua en la comarca de Omaña".

                                      
             
 
Galardón de Omañesa del año 2013

De mi origen omañés
siempre, amigos, he hecho gala:
ser OMAÑESA DEL AÑO,
me obliga aún más con Omaña.


Queridos paisanos y amigos, omañeses y omañesas…

Hasta hoy tenía la suerte de ser omañesa por haber nacido en Omaña. Hoy   añado el honor de ser Omañesa del Año 2013. Y desde hoy, además, empiezo a tener la obligación moral de hacer algo por merecerlo.

Quiero dar las gracias al Instituto de Estudios Omañeses, por pensar en mí para este reconocimiento honorífico, que no creo que merezca. Cualquier omañés, por el hecho de serlo, pudiera gozar de esta distinción, especialmente los que no son omañeses de un año, sino omañeses de todos los días de cada año.

Recibo este homenaje muy  emocionada. Y más aún por recibirlo aquí, en Paladín,  en mi pueblo, cerca de la casa que me vio nacer y en estas calles en que jugaba de pequeña, al lado de la iglesia y la escuela, dos lugares que han marcado mi vida como la de tantos otros omañeses. Una escuela en que aprendí mis  primeras letras que después me llevarían a otras “segundas letras” fuera de aquí. Y una iglesia que ha marcado el paso del tiempo  de los omañeses  porque les permitía cada siete días dejar de trabajar y vestirse de domingo. 

Escuela de Paladín, donde aprendí mis primeras letras

Desde luego llevaré el título de Omañesa 2013 con dignidad y nunca dejaré de hablar bien de esta tierra que me vio nacer.

Porque sí, amigos, nací aquí entre vosotros, en una época en que aprendíamos en la escuela dónde estaban lugares tan lejanos y exóticos como Pernambuco y, en cambio, muchos de nuestros pueblines no estaban en ningún mapa, no tenían carreteras, ni teléfonos, ni teles…  León, Oviedo, Madrid… han ido marcando el periplo de mi vida posterior. Pero, cuando me fui de aquí, este pueblo, y con él Omaña, se fueron conmigo para siempre.  


Fusión de paisaje y paisanaje (Paladín)

Y aquí me ha prestado volver, año tras año, a descansar, a reconciliarme con la naturaleza, a llenarme de sana energía, a oír el silencio y la quietud del que andamos tan escasos en las grandes ciudades. Volver a esta  tierra de la que don Florentino Agustín Díez, en su hermoso libro Omaña, donde los montes suspiran, decía:

Es un paisaje introvertido, autoconcentrado, como ensimismado por una inefable serenidad (…) Todo en el panorama rezuma una mágica quietud, un palpitar apenas perceptible, dulce, puro y encalmado, una ternura infinita de la Madre Naturaleza vuelta sobre sí misma, amamantando querenciosa a sus criaturas.

Es una bellísima descripción de nuestro paisaje. Es verdad que los omañeses sentimos esta naturaleza que  rodea nuestros pueblos y que llega a las puertas y ventanas de nuestras casas como una madre protectora que acompaña silenciosa nuestra vida cotidiana. Y a nosotros nos gusta cobijarnos bajo su manto y sentirnos acompañados por ella.


Riberas del río Omaña en verano

           ¡Qué desprotegido se sentiría cualquier omañés si le quitaran la compañía del paisaje que lo rodea!

Para mí es un lujo haber nacido en un pequeño pueblo omañés, siempre me he enorgullecido de ello y nunca entendí que alguien pudiera avergonzarse de haber nacido en un sitio como este. Aquí están mis raíces y  aquí siempre he tenido  un lugar  entre mis paisanos.

Y ese es mi único mérito, si es que tengo alguno, querer a este lugar: a su paisaje y a su paisanaje. A esos  omañeses  que nos siguen cuidando esta tierra, esos que le dan vida en el día a día y también aquellos que los precedieron y nos dejaron su legado. Y ya que soy la primera mujer que recibe este galardón quiero que en mí tengan reconocimiento las polifacéticas y esforzadas mujeres omañesas que han trabajado siempre en la hacienda familiar lo mismo que los hombres y, además, cocinaban, cosían, hilaban, tejían, amasaban… Y transmitían la cultura tradicional.

Por todo eso todavía hoy puedo decir con orgullo que lo más trascendente de mi vida lo he aprendido aquí.

Aquí, al compás de las estaciones, aprendí a observar, a respetar, a querer y mimar a la naturaleza. He contemplado muchas veces las transparentes aguas del río que da nombre  a la comarca: las truchas que se cebaban en ellas, la belleza de sus riberas cubiertas de alisos y chopos,  sus riadas invernales con su impresionante sonido… También me han fascinado los distintos trajes estacionales con que se visten nuestros frutales: sus estampados blancos y sonrosados de las flores primaverales, los lunares escondidos de color cereza, guinda, manzana…  que aparecen entre las hojas del verdor veraniego, la maravilla de esos trajes multicolores de tonos ocres y rojizos  de la otoñada y hasta la elegancia de su desnudez invernal.

Río Omaña desbordado en invierno

Aquí he sabido lo que era la siega del pan  a hoz, la trilla y la maja, el arramar el abono, ir con las vacas, andar a la  hierba... y tantas otras faenas. Conozco los nombres y el uso de todos los  utensilios que había en las casas de labranza. Sé distinguir un garabito de un garabato, una forca de una forqueta, un escaño de un escañil, un pote de una pota, un llosco de una androya, un tentemozo de un "tentetieso"Uñir vacas colocando mullidas, yugo y cornales tampoco es algo extraño para mí.


Vacas uñidas (foto tomada en Rosales)

Aquí he comido  berzas llandias con la ración (tocino, costilla, chorizo sabadiego…) en  invierno,  fréjoles en verano, picas, cecina, mantigones, manteca, bollo rallón… He jugado a la maya, al enduño, a adivinar cusillinas

Aquí, observando  el comportamiento de las gentes,  he aprendido  el espíritu de sacrifico, la rectitud moral,  el deseo de acoger y ayudar a los demás, la austeridad, el ser de buen conforme, la fortaleza de ánimo. Y también  la cultura del sentido común de la que a veces carecen personas  de gran formación académica.


Aquí hice mía también una forma de hablar clara y expresiva, muy alejada del retorcimiento gratuito del lenguaje urbano. Y, a pesar de llevar viviendo en Madrid casi 40 años, aún hay muchas palabras leonesas  que se imponen en mi mente a cualquier otra. ¡Hermosas palabras como: junjurir, enjecoso,  espurrirse, esperriar, entafurriar, embarbalar, filandero, forroñoso, requiveque, esparaván, estaribel, telares...!
A ellas les he dedicado un libro.


Cualquiera de esos términos, conocidos por todos nosotros, sonarían muy extraños fuera de aquí donde no entienden que nuestro luego significa “pronto”, no “después”, y que prestar es “gustar”. Pero no son chapurriáu, son una forma de hablar nuestra, tan respetable como cualquier otra. 

Con palabras como esas  aprendí a hablar, a pensar y a ser quién soy. Aquí, en definitiva, empezó a forjarse mi personalidad. Y lo que en la niñez se aprende toda la vida dura. En fin,   Omaña es para mí  un montón de vivencias que nunca me han abandonado. Y ese amor por la tierra lo he transmitido a mi familia.

¡Ojalá los que tenéis la suerte de vivir aquí y los que volvéis como yo, consigáis también transmitir esa herencia…! ¡Omaña debe seguir viva! Asociaciones culturales como el IEO tratan de luchar por ello. Os invito a integraros en esta asociación.

Para   expresar todo lo que Omaña me ha aportado, hace un año escribí unas coplas que tratan de recoger algo de la geografía, de la cultura y de las vivencias de las gentes de esta tierra. Coplas que han tenido bastante difusión a través de mi blog y que hoy aprovecho esta ocasión para  dedicarlas a todos los omañeses. A los que vivís aquí y a los que ya se fueron para siempre, entre ellos, mis padres, que hoy habrían disfrutado mucho de este acto y a los que debo gran parte de lo que soy. 



Entrega del galardón de manos de Julio Álvarez Rubio (Omañés 2012) y en presencia de David Álvarez Cárcamo, presidente del IEO.






Gracias a todos por vuestra presencia y vuestro reconocimiento. 


Paladín, 10 de agosto de 2013, VI Omafolk

Ahí van las coplas.


http://larecolusademar.blogspot.com.es/2012/08/de-colorido-leones-coplas-omana-coplas.html

Otros documentos:

Entrevista en Diario de León:
(Observación:  El titular entrecomillado no se corresponde  con el contenido de la entrevista. ¡Resultaría un poco "chocante" en una Omañesa del Año...!).

http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/los-valores-de-los-omaneses-son-muy-escasos-hoy-en-dia-_818023.html 

Crónica del acto (actuación de Eliseo Parra y entrega del galardón) de David Gustavo López:

http://pielagsardongaranriellosamariopaladin.blogspot.com.es/2013/08/vi-omafolk-2013-concluye-con-exito.html

Sobre el libro: El habla tradicional de la Omaña Baja
Vídeo:
www.youtube.com/watch?v=2YJpUXj6u7E‎

Otras referencias en prensa:
http://www.lobosapiens.net/pages/details.asp?E=148


Licencia Creative Commons
La Recolusa de Mar por Margarita Alvarez se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.