jueves, 8 de marzo de 2018

Mujeres que claman justicia



Diosa de la justicia



                      Mujer


Eres fuente de vida, que generosa derramas,

y fuego que transforma  corazones en llamas.

Eres  espejo que refleja  miradas y anhelos,

y árbol frondoso de  nidos y sueños.

Eres lágrima en campos de dolor y cultivo,

y luz que ilumina los pasos  de un hijo.

Eres brisa suave  que acaricia las almas

 mano extendida  que alimenta y abraza.

Eres violeta pisada que exhala  su aroma,

mientras  algunos  olvidan que eres persona.

Eres trabajo y entrega, amor y esperanza…

Eres madre, esposa, compañera, amiga… 

Eres mujer.

Unas alas atadas cuando emprenden el vuelo.

Una palabra sumisa condenada al silencio.

Un ser invisible entre las nubes del cielo.

¡Mujer, hazte oír,

levántate y grita!



Que se eleve un  clamor que difunda tu gesta,


y resuenen nuevos   tiempos de   respeto  y justicia.


Que tu llamada descorra cerrojos, derribe los  muros,


y   circulen  vientos frescos  de dignidad  y de dicha.


Que tu grito inunde cerebros, traspase fronteras,


y se convierta en  cántico de libertad compartida.


Que  tu voz luminosa y potente retumbe por toda la  faz de la tierra

y en la noche  del mundo resuenen tu presencia, palabra... Y VIDA.                     
                               
       

 © Margarita Álvarez Rodríguez


       

          MARZO DE 2018

2 comentarios:

Licencia Creative Commons
La Recolusa de Mar por Margarita Alvarez se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.