viernes, 1 de noviembre de 2019

Las flores del recuerdo


A la memoria de mis padres...




En el mudo camposanto,
hoy cobra voz el silencio.

Allí quedaron los cuerpos,
las almas de allí partieron,
para anidar en la mente
de aquellos que los quisieron.

San Pedro bendice el campo,
con las lágrimas del duelo,
gota  a gota convertidas,
en un río de recuerdos.

Agua sonora de vida,
que suena a rumor eterno.
A los pies de la vallina,
la memoria se hace eco.

Y el eco retumba y vuela
por los valles y los cerros,
y proclama esa memoria
más allá del cementerio...




El cementerio de Paladín (León), donde están enterrados mis padres, está situado al pie de la vallina de san Pedro.

4 comentarios:

  1. Una hermosa poesía.La comparto y la dedico a mis padres y abuela Marí Fernandez que descansan en el cementerio de Olivos.Gracias Beatriz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermoso es compartir sentimientos de memoria a los desaparecidos. Gracias.

      Eliminar
  2. Preciosa poesía y me sumo al silencio, en el recuerdo a nuestros queridos padres, que en la gloria están.

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
La Recolusa de Mar por Margarita Alvarez se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.