jueves, 8 de octubre de 2020

Ser docente es conducir

 DÍA MUNDIAL DEL DOCENTE, 5 de octubre de 2020

Foto: MAR. Parque del Oeste. Madrid


Ser docente es conducir
por los caminos del sueño
hacia metas invisibles
que se marcan en el cielo.

En cielo de sol y nubes
se siembran nuestros afectos
dejando estelas de luz
que la escuela graba a fuego.

Un fuego que agita almas
con las llamas del anhelo
y aviva las mentes jóvenes
para iniciar otros vuelos.

Vuelos que emprende el discípulo
con las alas del recuerdo
de la enseñanza y las huellas
de los pasos del maestro.


© Margarita Álvarez






4 comentarios:

  1. Bonita poesía para una maravillosa profesión. No sé si siempre se consigue que el alumno vuele alto, a pesar de poner el alma en el intento. Muchas gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tratamos de ponerles alas... Las enseñanzas aprendidas y los avatares de la vida marcan luego la amplitud del vuelo. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias, Margarita, excelente profesora. Con permiso de Berceo:

    Tal era como plata, moza casta gradera.
    La plata tornó oro cuando docente fuera
    y el oro margarita cuando recolusera.

    Un abrazo. F. Oteo, prom. 1982.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ohhh! ¡Qué regalo tan poético y personalizado! Muchas gracias por los versos y por la loa que me dedicas como docente. Intenté hacerlo bien, el resultado no sería perfecto, pero sí puse pasión en ello y también afectos. Y la vida docente me ha devuelto muchos de esos afectos, como el tuyo. Tienes facilidad para versificar y además en alejandrinos. Algo aprendiste con tu profesora... Te dejo una dirección de correo por si quieres ponerte en contacto conmigo de forma más persoanal. Me gustaría saber algo de tu trayectoria... Un abrazo.

      margaritadosa@gmail.com

      Eliminar

Licencia Creative Commons
La Recolusa de Mar por Margarita Alvarez se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.